Por qué todo el mundo tendría que tomarse más en serio el Sónar


John Hoffman, en la presentación del nuevo salón / EFE

Es una paradoja muy barcelonesa: la feria más deseada quiere ampliar su ámbito de influencia y para ello se alía con un exitoso festival local, pero –aquí está el contrasentido– ese acontecimiento musical se ve abocado a flirtear con el desastre porque la misma ciudad que mima su feria estrella no ha hecho nada para protegerlo cuando se ha visto amenazado por problemas ajenos a su gestión. La feria se llama Mobile, el festival es el Sónar y la ciudad es una Barcelona que vive de la inercia de sus días de gloria.


Con gran elocuencia, el consejero delegado de la GSMA Mobile World Congress, John Hoffman, justificó el viernes la alianza con el Sónar con el argumento de que el Mobile ha envejecido, es demasiado masculino y necesita abrirse a nuevos estímulos.


Esta alianza dará a luz el festival XSide, un feliz maridaje entre movilidad, música avanzada y nuevos conceptos creativos. Es decir, el tipo de convergencia entre la tecnología, los sectores culturales y los empresariales que puede sacar a la ciudad del letargo. Se trata de redondear una oferta atractiva de trabajo, creatividad y ocio para el talento interesado en recalar en Barcelona.


El viernes, la puesta en escena no se limitaba a Hoffman. Apadrinaron también el nuevo XSide el presidente de Seat, Luca de Meo, y el director general de Damm, Jorge Villavechia, entre otros representantes del establishment empresarial. Los responsables del Sónar, Ricard Robles, Enric Palau y Sergio Caballero, debían de pensar en la peculiar manera que tiene Barcelona de gestionar sus capacidades.


Porque la del 2019 ha sido la edición con más riesgo en sus 26 años de historia. Y no sólo por la amenaza de huelga en el montaje. El festival ha tenido que desplazarse a julio porque la Fira lo desalojó de sus fechas habituales, en junio, para hacer sitio a la superferia de maquinaria textil Itma. Este movimiento ha tenido una repercusión directa en la asistencia, ya que el público –incluso el más fiel– castiga los cambios de fechas en un contexto de competencia brutal entre festivales de música.


A la Fira se le presentó un buen dilema cuando Itma se puso a tiro: captarlo suponía incorporar al año ferial un acontecimiento con más de 120.000 asistentes profesionales (el Mobile moviliza a 109.000) y permitía canalizar hacia la institución ferial y el área metropolitana un beneficio cuantioso e inmediato. En el otro lado de la balanza, la opción Itma suponía un claro perjuicio para el Sónar, que debía replan­tear su estrategia por el cambio de fecha. Ninguna de las instituciones que están en el consejo de la Fira, entre ellas Ayuntamiento y Generalitat, intercedió en de­fensa del festival, un certamen con gran arraigo en la ciudad y con vocación de permanencia, mientras que la feria de maquinaria textil, en el mejor de los casos, no volverá a recalar en Barcelona hasta el 2027.


Las administraciones están a tiempo de reaccionar: tienen que garantizar la seguridad jurídica del acontecimiento


De la huelga de montadores se ha explicado ya todo. Simplemente, cabe cuestionarse si las administraciones, de haberse tratado de otro tipo de acontecimiento –la música arrastra el estigma de la informalidad y los malos hábitos–, hubieran permitido que un problema laboral pusiera en peligro la celebración misma del acto (y dejar en el paro a sus trabajadores).


Ayuntamiento, Generalitat y Fira tienen aún la oportunidad de asumir un compromiso más activo con el Sónar con un contrato que garantice su continuidad. Hay tiempo. Los grandes festivales no dependen de la subvención: quieren estabilidad y una interlocución única de alto nivel.


Porque la continuidad no está garantizada. Alguien que conoce bien los entresijos del Sónar y del Primavera Sound apunta que la gran suerte de Barcelona es que sus organizadores son y ejercen de barceloneses. Aun así, el riesgo existe.


El Sónar lleva años paseando su marca por el mundo, y pronto va a organizar dos festivales en sendas ciudades que se están significando por su apuesta por la cultura y por la atracción de talento creativo. Son el Sónar México (5/X) y el Sónar Atenas (11/X). Al mismo tiempo, el festival madrileño Paraíso, participado por Advanced Music (la organizadora del Sónar), está mostrando mucho potencial de crecimiento.


Hace unos años, Art Basel decidió convertirse en un acontecimiento global y para ello abrió sedes en Miami y Hong Kong. En Basilea se temía que la potencia de estas ciudades convirtiera la feria original en un acto menor. Pero se asumió el reto, se trabajó bien y hoy Art Basel es una gran feria de Basilea con tres sedes complementarias a años luz de Arco (que no quiso internacionalizarse y hoy es una feria regional) y otros rivales menores. ¿Puede esperarse de Barcelona la misma actitud positiva?


Ya no se trata tanto de que el Sónar pueda irse como de que la sede principal se estanque (ya sea por el escaso apoyo público o por el propio decaimiento de la ciudad) mientras que los otros Sónarcrecen. La internacionalización puede entonces dejar de ser una ventaja. Lo mismo podría pasar con el Primavera Sound, que estrena en el 2020 su ambiciosa edición de Los Ángeles. La entrada reciente de inversores extranjeros como socios de los festivales catalanes, que ha reforzado su músculo financiero, puede al mismo tiempo incrementar ese riesgo de externalización, si las cosas no se hacen bien.


El riesgo no es tanto que el festival deje Barcelona como que una franquicia evolucione mejor que la sede original


Igual que vio volar la capitalidad del disco o del cine, Barcelona puede dejar de ser relevante en el mundo de la música popular. A la ausencia de un modelo de cultura de ciudad hay que sumar la pérdida de atractivo entre el público cultural del resto de España, paliada sólo en parte por las audien­cias extranjeras. Ya no es la ciudad a la que todos querían venir a ver conciertos. Asumirlo es la mejor manera de empezar a trabajar para que vuelva a serlo.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now