La droga mágica de Van Gogh

"Sólo había conservado aquel frasquito de una sustancia llamada digitalis que había robado de la vitrina de los venenos antiguos en mi primera inspección de su casa. Decidí guardármelo porque leí en internet que el digitalis permite a quienes abusan de él ver el mundo de color amarillo. De hecho, se cree que Van Gogh, en su etapa de la Provenza, impregnó su obra de amarillo cromado porque se hizo adicto a esa sustancia. Me pareció interesante tener a mano un truco que me permitiera ver amarillo, como si cada momento fuera un mediodía de verano". ("La Sonámbula")

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now