• Miquel Molina

Barcelona tiene un plan (La Vanguardia)


Una iniciativa transversal y que genera un amplio consenso: convertir la ciudad en una de las capitales del humanismo tecnológico, en un laboratorio de análisis y ensayo de políticas que permitan a una aproximación ética a cuestiones como la robótica, la inteligencia artificial, el desarrollo de la computación cuántica o las políticas abusivas de los grandes gigantes tecnológicos. Puedes leer aquí el artículo entero.

4 vistas
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Pinterest Social Icon
  • Instagram Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now