Chet Baker en el Guinardó (La Vanguardia)

Hay personas que se parecen entre sí y hay personas que son iguales, aunque sean distintas. Me explico. El tipo que se sentaba en el bar de debajo de mi casa no es que se pareciera a Chet Baker, es que era el mismo Chet Baker. Es muy improbable que haya dos tipos que se asemejen tanto, pero es imposible que, además, compartan los ademanes, la mirada turbia y hasta el más distintivo de los atributos humanos: el aura... Lee el relato completo aquí.

El dudoso papel de las ciudades en la crisis del Covid-19 (La Vanguardia)

Se calcula que fueron unos 20.000 los milaneses que hace dos semanas huyeron despavoridos de la ciudad cuando se filtró el decreto que iba a confinarlos. Su dispersión por toda la geografía italiana contribuyó a diseminar el Covid-19. A los refugiados climáticos o de guerra, se sumaba así la figura de los refugiados víricos, sobre los que se va hablar mucho en el futuro. Lee el artículo completo aquí .

Celebrar Sant Jordi en Sant Joan (La Vanguardia)

Durante la debacle económica del 2008 abundaron las listas de consejos para convertir la crisis en una oportunidad. Tanto circuló el mensaje que al final parecía que los incapaces de mantener su negocio a flote eran unos incompetentes que no se merecían un lugar entre nosotros. Es el mantra de un modelo estandarizado de éxito que a lo largo de la historia ha dejado a millones de personas tiradas en las cunetas: el hombre (claro) hecho a sí mismo sin otra ayuda que la de sus propias ambiciones. Lee el artículo completo aquí.

Ni inteligente ni artificial: masculina (La Vanguardia)

La inteligencia artificial (IA) ha llegado para discriminar, lo que quiere decir, por ejemplo, que está aquí para participar en la elección del colegio que queremos para nuestros hijos o hijas, del lugar al que queremos viajar en vacaciones o de lo que vamos a comer. En realidad es un espejo enorme del imaginario social. El problema es que, ahora mismo, los imaginarios son muy pocos y demasiado homogéneos. La IA tiene, por así decirlo, un sesgo que afecta a los colectivos más vulnerables... Lee el artículo completo aquí.

Viaje a los últimos días del poeta Shelley (La Vanguardia)

A principios del XIX, desde las habitaciones superiores del Hotel de Ville de Génova se podían ver con claridad los barcos amarrados en el puerto. Un día, el poeta Lord Byron atisbó desde una de aquellas ventanas los restos abandonados del velero en el que meses antes había naufragado su amigo Percy B. Shelley, de nombre Don Juan. Y dedicó al fallecido unas palabras de homenaje... Lee el artículo completo aquí

Italiani di Barcellona (La Vanguardia)

De repente, la nacionalidad importa. Como si Europa fuera todavía un transitar por garitas fronterizas y oficinas de cambio de divisa. Por el simple hecho de ser italianos, a unos párvulos se les ha vetado esta semana el baño en una piscina barcelonesa, mientras que adultos de esta nacionalidad han visto cómo se les negaba el apretón de manos por miedo al coronavirus... Lee el artículo completo aquí.

La nueva colección de postales de Barcelona (La Vanguardia)

Cuando la fiebre del ladrillo de los 60 confirió a la avenida Verge de Montserrat el aspecto que ahora tiene, la finca de Can Ravetllat-Pla ya estaba allí. El palacete novecentista y los jardines que se extienden ladera abajo, hasta la Ronda del Guinardó, habían sido construidos a principios de los años treinta. El contraste entre sus formas armoniosas y las nuevas y precarias construcciones era escandaloso... Lee el artículo completo aquí .

Palacios para Picasso (La Vanguardia)

El día en que desaparezcan las redes de obra que cubren las fachadas del museo Picasso, mucha gente en Barcelona se llevará una sorpresa. La restauración devolverá el esplendor a una calle sin igual. Y más de uno se preguntará si Barcelona va tan sobrada de calles con palacios medievales como para haber sacrificado las vistas de la de Montcada durante tanto tiempo... Lee el artículo entero aquí.

Barcelona y sus complejos: qué opinan sus expatriados (La Vanguardia)

Barcelona se dispone a vivir una semana especial. La decisión de su ecosistema tecnológico de improvisar un certamen (el Tech Spirit) en las fechas en que debía celebrarse el Mobile World Congress (MWC) ha contagiado a otros sectores. Se empieza a asumir la necesidad de desarrollar proyectos en la senda marcada por el MWC a lo largo de los últimos años, pero sin depender tanto de este. Energía positiva contra el desánimo. Lee el artículo entero aquí.

Como si el MWC no fuera a celebrarse más (La Vanguardia)

Muy pocas conclusiones positivas pueden extraerse de esta semana negra. Como mucho, constatar que la cancelación del Mobile World Congress (MWC) va a arruinar las expectativas de los traficantes de mujeres prostituidas. Lo que es seguro es que estos no podrán reclamar a nadie el retorno de su inversión. Lee el artículo entero aquí

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Sígue al autor en sus cuentas en...
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now