Barcelona, ¿hub europeo en IA? (La Vanguardia)

Los grandes proyectos de ciudad no siempre son el producto de una mente pensante. En algunos casos, surgen de la feliz convergencia de iniciativas dispares. Pero aquí también es necesario cierto liderazgo. Alguien debe ser capaz de detectar esa oportunidad, tejer complicidades y crear un discurso ejecutivo. En el ámbito concreto de la inteligencia artificial (IA), Barcelona no anda escasa de liderazgos potenciales, tanto en el sector privado como en el público. La falta de ambición no amenaza con ser un problema, tratándose de un sector emergente hecho a sí mismo (lleva la autoexigencia de fábrica) y que ya suele trabajar a escalas europea y mundial. El reto es mayúsculo y requiere de apuest

Derribar el muro (La Vanguardia)

Metrópoli es un concepto que en el actual contexto político podríamos asociar al de ambición. En una conferencia reciente, la alcaldesa de l’Hospitalet, Núria Marín, se sirvió de una licencia matemática para explicar los beneficios de la construcción metropolitana: pidió a los asistentes que hicieran el acto de fe de creer que 2+2=5. Obviamente, más allá de ser el título de un épico tema de Radiohead, 2+2=5 significa, para Marín, que sumar los municipios del área barcelonesa supondría en realidad multiplicar el desarrollo del conjunto. Hace justo un año, La Vanguardia ya proclamó la construcción metropolitana como el mayor reto pendiente de Barcelona. Era la propuesta más relevante de todas

Gabo se merece un festival (La Vanguardia)

Si un aficionado al turismo literario decide recorrer hoy la Barcelona de Gabriel García Márquez, puede que se pregunte a dónde fue a parar el “esplendor de la primavera en las palmeras del paseo de Gracia”, evocado en 1978 por el mago protagonista del cuento Sólo vine a hablar por teléfono. Si interroga a un barcelonés de a pie, es posible que le responda que las palmeras del paseo fueron sustituidas por plátanos y que le hable de una plaga con nombre de escarabajo que acabó con ellas no recuerda cuando. Pero, si tiene la suerte de encontrarse con el cronista Lluís Permanyer en uno de sus paseos por la ciudad, este resolverá de un plumazo sus dudas: “Gabo se tomó una licencia literaria, por

Barcelona pierde glamur en España (La Vanguardia)

Barcelona Global organizó hace unas semanas un viaje de periodistas internacionales que tenía como plato fuerte asistir en el Liceu a la ópera de Benet Casablancas y Rafael Argullol L’Enigma di Lea. Uno de ellos quiso ver también el exitoso montaje Federico García de Pep Tosar en el Teatre Romea (prorrogado en el Goya). Al salir, dijo que le había encantado pero, sobre todo, le había sorprendido ver una obra tan universal como aquella en una ciudad, dijo, “que últimamente sólo se ocupa de sí misma”. Por suerte, esta percepción no está generalizada en el exterior. La ciudad puntúa alto en los ranking internacionales de innovación y cultura y atrae cada vez más turismo extranjero. Pero la sens

Los otros títulos que perderá el Real Madrid. La Vanguardia

Rosa Luxemburg, intelectual y activista experta en revoluciones, escribió que las revueltas palaciegas no se consolidan si no implican a una mayoría social: “Las masas son el elemento decisivo, la roca sobre la que construir la victoria final de la revolución”. Ella fue víctima de una contrarrevolución (murió a manos de socialdemócratas) pero su frase sigue vigente. Hoy tenemos la sensación de que el fútbol femenino está en los albores de un proceso revolucionario: se dispone de todos los elementos necesarios (como diría Cruyff, el talento tiene que estar en el césped) pero, al menos en España, hay aún demasiados asientos vacíos en las gradas. Es decir, falta la incorporación de las masas pa

En la ciudad de las mujeres futbolistas (La Vanguardia)

De un tiempo a esta parte, el fútbol se ha ido incorporando a la iconografía promocional de Barcelona. En leal competencia con la alta gastronomía, Miró o Gaudí, las fotos de Leo Messi y de otros artistas del balón han ayudado a renovar la imagen que la ciudad vende de sí misma. La era prodigiosa del club lo ha convertido en reclamo cultural. El problema es que Messi no va a durar siempre y ese estatus hay que renovarlo: para ello, para renovarse, son una referencia las estrategias promocionales de las empresas, siempre atentas a las nuevas tendencias sociales. Es en este contexto que Barcelona, de la mano de Nike y casi sin darse cuenta, ha ganado un nuevo icono: la jugadora internacional d

El Negro de Banyoles fue enterrado en el lugar equivocado (La Vanguardia)

El del Negro de Banyoles es uno de los casos más despreciables en la historia del llamado show business etnológico. Abarca 170 años y se desarrolla entre dos entierros. A modo de resumen: en 1830, un africano de identidad desconocida es desenterrado al poco de morir por naturalistas franceses que lo disecan y se lo llevan a París; en el siglo XX se exhibe como pieza de museo (o más bien como atracción de feria) en Banyoles, hasta que en el 2000 el gobierno español envía el cadáver a la capital de Botsuana, donde vuelve a recibir sepultura. A esta secuencia de atrocidades y despropósitos hay que añadir ahora la confirmación de que el conocido como Negro de Banyolesdescansa en un país equivoca

Madrid-Barcelona, noviazgo aplazado

Preguntamos a la alcaldesa Manuela Carmena, gran defensora del poder emergente de las metrópolis frente a estados y regiones, si acepta que Madrid y Barcelona están llamadas a colaborar en muchos ámbitos cuando algún día se supere el abismo político. La invitamos a pronunciarse sobre una percepción que gana adeptos: ¿Hasta qué punto la vocación mediterránea de Barcelona y la querencia latinoamericana de Madrid impiden apreciar que estas dos ciudades, en realidad, constituyen una única mancha urbana (así se ve en las fotos nocturnas tomadas desde el espacio) con dos núcleos diferenciados que están hiperconectados entre sí? Dos ciudades feministas, pacifistas, solidarias, culturales, literaria

Sin política, Barcelona pierde

Los parlamentarios más veteranos las llamaban las enmiendas del campanario, una expresión que caricaturizaba a aquellos alcaldes que reclamaban un dinero extra con la excusa de arreglar un campanario “que se me está cayendo”. Con el tiempo fueron evolucionando hasta convertirse en enmiendas finalistas, pero, en el fondo, respondían a la misma manera de entender la política: intercambiar, transaccionar, ceder, negociar. En ese período de enmiendas que se abre tras el sí a la tramitación de unos presupuestos es cuando se plasman la mayoría de los acuerdos que son, en definitiva, la sustancia misma de la política. Así debía ser también en esta legislatura recién liquidada. Este era, por ejemplo

Sant Pau toma el pulso del arte

Las propia trayectoria histórica del Hospital de Sant Pau de Barcelona, un complejo modernista que durante un siglo ha compaginado la atención a los enfermos con la investigación,  convierte sus viejos pabellones en un terreno propicio para el encuentro entre la ciencia y el arte. La fundación barcelonesa Quo Artis lo ha entendido así y ha promovido una exposición que estampa tejidos celulares sobre la arquitectura que inspiró Lluís Domènech i Montaner. Ha sido la artista turca Ayse Gül Süter la encargada de convertir el antiguo quirófano principal del hospital en un espacio dedicado al arte. Lo ha hecho exponiendo en la cristalera su obra Art Made of Science: Microspheres, una particular co

El otro soberanismo

Esta crónica podría llevar un título muy llamativo que no está disponible porque ya lo ha usado antes un medio extranjero: La Robin Hood de Barcelona. Así ha sido bautizada en prensa la comisionada digital y de innovación de Barcelona, Francesca Bria, por su revolución para devolver a los ciudadanos los datos personales que las grandes corporaciones atesoran en sus servidores. Bria es impulsora de un manifiesto en favor de la soberanía tecnológica de las ciudades, en favor del software libre y también de lograr que la encriptación de datos sea vista como un derecho humano. La declaración forma parte de un proceso que ha cristalizado en una alianza por los derechos digitales que integran Barc

Barcelona bien se merece una renuncia

El Mobile World Congress (MWC) viene cada año precedido por una indefectible convocatoria de huelga en el transporte. Este año peligra el servicio de metro, ya que un colectivo de trabajadores del suburbano ha decidido convocar paros parciales coincidiendo con el congreso. Otros años han sido los taxistas o el personal del autobús. Se trata de movilizaciones legítimas, por supuesto, pero tienen en común el hecho de convertir la ciudad y su proyección internacional en rehenes de intereses particulares. Pensar que la marca Barcelona está tan consolidada que lo puede resistir todo alienta ese tipo de comportamientos que anteponen el provecho individual al bien común. Se da en muchos ámbitos. El

Luz al final del algoritmo

Hay quien define los algoritmos como silenciosos sirvientes que se desviven por hacernos la vida más placentera. Porque, gracias a estos procedimientos invisibles, cuando navegamos por la red encontramos al alcance de la mano no sólo lo que nos hace falta, sino lo que nos va a hacer falta en el futuro y aún no lo sabíamos. Como si se adelantaran a nuestro pensamiento. Y todo sin que tengamos que hacer el mínimo esfuerzo: les basta con recopilar y procesar la información que vamos desparramando por el ciberespacio. El problema es que esos senderos por los que nos hacen transitar, por muy límpidos y cool que parezcan (cómo nos fascinan las nuevas tecnologías) son en realidad impenetrables pasi

La ansiedad de género

La influencia de Lee Miller se percibe en las fotos de la exposición Señas de identidad, retratos de mujeres, que se puede visitar hasta hoy en la Fundació Miró de Barcelona junto con la muestra dedicada a la artista británica. Son dos exposiciones paralelas. Señas de identidad, realizada en colaboración con CliCme y la asociación Hèlia Dones, exhibe autorretratos de mujeres que han sufrido algún tipo de discriminación por el hecho de serlo, incluida la violencia física, mientras que la de Lee Miller tiene el mérito de reivindicar como artista a esta mujer demasiado tiempo confinada en el papel de musa del surrealismo. El reto de Señas ha servido a las mujeres autorretratadas para reflexiona

Invierno en Montjuïc

Dice mucho en favor de la vocación cultural de Barcelona (la de los residentes fijos y la de los temporales) que museos tan remotos como el MNAC o la Fundació Miró sean capaces de atraer a 900.000 y a 350.000 visitantes al año. Es la prueba de que existe un fuerte vínculo con el arte. Lo que sugiere una pregunta abierta: ¿hasta dónde podrían llegar estos centros culturales de primer nivel si la administración convirtiera ese arrabal lúgubre que es Montjuïc en un parque urbano bien comunicado, razonablemente iluminado y rediseñado para el disfrute de la cultura y el deporte? Es necesario conocer el alcance del problema antes de plantearse cuál debería ser el remedio. Una opción posible es ace

Un Finisterre para Barcelona

Entre los pocos debates que genera en Barcelona el arte contemporáneo nunca falta el que se ceba con el pesebre de la plaza de Sant Jaume, popularmente conocido como “el pesebre de la Colau”. De poco sirve que el mismo Ayuntamiento ofrezca a los barceloneses más tradicionalistas una apoteosis belénica clásica en el cercano Museu Marès. Da igual. En el fondo, todo el mundo sale ganando: el belén disruptivo de la plaza ha logrado este año un éxito de público en la versión de las sillas vacías y la mantelería de musgo de Sebastià Brosa. Pero también sirve para la autoafirmación de los que recelan de la creación contemporánea. O para aquellos que disfrutan al decir “si esto es arte...”, emulando

Feminicidio: el nombre importa

Se había hablado siempre de crimen pasional o por amor, hasta que se afinó un poco más y se popularizó la definición violencia doméstica. Con el tiempo, al constatarse que las víctimas en el seno de la pareja eran casi siempre mujeres, se impuso el término violencia de género. Menos eufemística que ésta, la fórmula violencia machista fue ganando terreno. Y el propio poder judicial asumió de forma tan natural esta evolución que en sus informes anuales empezó a hablar de feminicidio. El problema es que el PP ha hecho todo este periplo semántico con el freno de mano puesto. De hecho, se quedó atascado hace años en la estación violencia doméstica , donde también cabía la agresión a la pareja-hom

Alerta Barcelona, en RTVE Catalunya

Sobre el meu llibre ALERTA BARCELONA hem parlat avui amb Conxa Parramon, periodista de @RTVECatalunya. Aquí us deixo una foto de la conversa, a la redacció de La Vanguardia, i un enllaç per veure-la: https://twitter.com/linformatiu La entrevista en la redacción de La Vanguardia

'Alerta Barcelona' en Radio Euskadi

Encantado de haber empezado el primer día del año hablando con los compañeros del @boulevardeitb de @radioeuskadi sobre mi libro Alerta Barcelona y otros temas de actualidad. Aquí tenéis la entrevista: https://www.eitb.eus/es/radio/radio-euskadi/programas/boulevard/detalle/6097980/miquel-molina-alerta-barcelona-adios-ciudad-autocomplaciente/

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Sígue al autor en sus cuentas en...
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now